Me remito a mi comentario anterior. Y si concretamos en la monarquia espaola es totalmente cierto que fue la monarquia y no republicas, ni izquierdas, ni caudillos, las que construyo la democracia en Espaa. Negar eso del rey por muy republicano que seas es negar la historia, lo evidente y es faltar a la verdad.

Yo ocupaba el lugar de mi madre para que mi padre no durmiese solo, porque él se pasaba todo el día llorando. Era una pena andante. Iba con él a eventos para que no fuese solo y ahí me di cuenta de lo que suponían mis padres para el mundo. «Sé de dónde vengo. Vengo de la nada. No teníamos comida, apenas teníamos agua y pasábamos mucha hambre.

Llega el momento de comernos uno de los bocadillos de tortilla con tomate y cebolla, la duda ofende más lejano del hogar hasta la fecha. No es hasta llenar el estómago cuando, mientras L continúa descansando en el altiplano que hace las veces de mirador oficial, yo me empeo en completar el extra de 300 metros más que lleva hasta literalmente la última piedra que puede pisarse sin caer por un acantilado. Y aunque no me juegue la vida sí que me juego el aliento ya que los 45 grados de pendiente del último tramo, ese que transcurre sobre pequea grava que hace extremar la precaución en cada paso ante el riesgo de un resbalón, me obliga a entregar mis últimas reservas de energía.

Una de las cosas que siempre compartimos en WhatsApp y que nunca falta en la aplicación es la famosa foto de perfil. La mayoría de personas, al igual que Facebook, tiende a mostrar su mejor ángulo para salir bastante bien en este tipo de imagen. Pero sabes qué cosa le puede ocurrirle si no la proteges bien..

Las carreteras de Nueva Jersey sí que nos reciben con algún ligero atasco, pero nada comparado con lo que deben sufrir los conductores en dirección contraria para entrar en Manhattan. Pasan los minutos y la vía se va despejando a medida que el resto de vehículos, muchos de ellos camiones y furgonetas, van tomando salidas mientras nosotros continuamos rumbo al sur. También se va despejando nuestra billetera tras pagar los 10,25 dólares de un nuevo peaje.

Tiene 102 plantas y una altura de 381 metros (443 metros si contamos su antena). Se construyó en tiempo record, 410 días desde el inicio de su construcción hasta su inauguración. En el Empire State hay dos miradores, uno en la planta 86 (a 320 metros de altura) y otro en la 102.

Mientras una chica, en la parte superior de un banquillo, observa a sus acompaantes de escena con un perro, los protagonistas son dos chicos sentados. Uno de ellos, pasado de forma, se come una gran hamburguesa mientras su amigo no tiene fuerzas ni para beber utilizando un sistema de poleas para levantar un botijo. Un perro juega a los pues del banquill con dos pelotas de fútbol..