Es duro decirlo pero el asesinato de Aquile estaba cantado. En el acta de noviembre de 2018 que firmaron las autoridades con la minga, hab un compromiso de la Unidad Nacional de Protecci (UNP) para iniciar una ruta de protecci colectiva para 13 l entre ellos Mecheche. Sin embargo, nunca les cumplieron.

Dejamos el coche a la entrada en el primer aparcamiento que nos encontramos y nos dimos un paseo por el centro histórico. Después de las estridencias de Clifton Hill, Niágara on the Lake nos sorprende con sus edificios bien conservados, de estilo colonial, dispuestos formando una cuadrícula (four acre block grid) tal como se planteaban las ciudades norteamericanas en la primera mitad del siglo XIX. El ambiente es tranquilo, las calles principales están llenas de tiendas y restaurantes; en Queen Street probamos una heladería, Cows, muy recomendable.

A la segunda pregunta, por lo que entiendo, simplemente tu efectuas el trabajo siendo la empresa que te contrata la responsable de la Web y de los datos que en ella se van a facilitar. Si es as no hagas nada hasta que a la empresa no la hayas informado y te de el visto bueno por escrito. Si es as no tienes que remitir a la AEPD ning fichero, solamente rellenar el formulario de alta de ficheros, y respecto al documento de seguridad, es una obligaci m que toda empresa tiene que efectuar para estar adaptada a la normativa de protecci de datos, siendo el alta del fichero un mero tr formal que sirve para dar a conocer a la AEPD que la empresa dispone de datos y que los ficheros donde se almacenas y tratan aquellos est dados de alta.

En 1950 estaba Inglaterra, y despu s estaban todos los dem s. Que Inglaterra haya inventado realmente el f tbol, como se ha dicho por tanto tiempo, es improbable. Ciertamente fue el pa s que trajo el deporte a la era moderna, estableciendo las reglas y colonizando al resto del mundo para su causa deportiva.

A Michael Rassmusen se lo tragó la tierra poco después su expulsión del Tour de Francia de 2007 cuando se encontraba a un paso de conquistarlo. El ciclista danés del Rabobank mintió acerca de su paradero tras saltarse un control antidopaje en periodo fuera de competición. No se encontraba en México, como había asegurado a la UCI, sino en los Dolomitas italianos.

Chinatown: A ver, no nos fascinó. Hemos visto otros barrios chinos (será por eso?). Fuimos la primera tarde noche esperando encontrar una comida callejera buenísima y a nosotros lo que vimos nos dio un poco «patrás», y creo que no somos muy tiquismiquis.