El retiro del jugador, luego de veinte aos de carrera, se convirtió en un evento comercial impresionante. Hizo una gira de despedida y atrajo aficionados a decenas de estadios. Marcas como Nike hicieron campaas a su alrededor y muchas celebridades se dieron cita en el último partido.

Piran es un pueblo precioso de la costa eslovena, quizás el más conocido de toda ella, y tiene su fama bien merecida. Nada más llegar la carretera se divide en dos, cada una va hacia un lateral del pueblo, ya que éste se sitúa en una especia de península. Cualquiera de los dos caminos te conduce inevitablemente a un parking de modo que si veis algún hueco en la cuneta, estará llena de coches aparcados, no lo dudéis y haced el resto del camino andando que no es muy largo..

Tras un interesante paseo por toda la zona, nos adentramos en el Stare Miasto o zona antigua de la ciudad. La zona se encuentra rodeada por el Planty, un parque circular creado donde se encontraba la antigua muralla que sirve de pulmón para los habitantes de la ciudad y está repleto de jardines y altos árboles. En uno de los extremos del parque pudimos observar la antigua residencia del Papa Juan Pablo II, en cuya fachada se ve un grabado de su rostro.

«Esto es lo que conseguí. Quiero que este nuevo capítulo en mi vida sea sobre ser auténtica con lo que soy en lugar de tratar de cumplir con los estándares de otras personas. Así que aquí estoy, sin vergenza, sin miedo y orgullosa de ser duea de un cuerpo que ha luchado tanto y que me seguirá sorprendiendo cuando dé a luz algún día», aseguró la artista de manera optimista respecto a una futura maternidad y recordando el duro episodio que vivió a fines del ao pasado cuando fue internada en una clínica de rehabilitación por una sobredosis..

«Es poco a poco, le están revisando todo el tiempo sus pulmoncitos. En los próximos días le quitarán una máquina para dormir, pues lo tienen sedado, pero es mejor porque es para que esté tranquilo y no se ponga mal, así no se da cuenta de lo que le está pasando. Esperamos que en unos 15 días lo den de alta y ya estemos los dos buenos para el reventón»..

El sueo de ser campeón alimenta el camino del deportista. Y cuando lo que parecía lejano o hasta una utopía se vuelve realidad, primero, y una constante después, es natural que se les acerquen las marcas en busca de popularidad y cercanía con el público amante del deporte. En muchos casos, esa relación entre los deportistas de élite y las empresas alcanza proporciones siderales.