Estas fronteras separan a los actores en grupos y generan sentimientos de semejanza y pertenencia, haciendo viables ciertas identificaciones y relaciones y obstruyendo otras. En este caso, nos interrogamos por las fronteras que los propios políticos trazan para identificar a quienes integran su grupo de pertenencia de las trayectorias a las prácticas y quienes se ubican en los bordes: outsiders, recién llegados, amateurs, aficionados e incluso «malos políticos» y «traidores». Esas distintas categorías constituyen «lo otro» de estos políticos profesionales que comparten códigos y siguen reglas en común..

Y no sólo la tecnología avala a Neymar. Tras un primer ao de mera adaptación en el Barcelona (15 goles) y minimizado por las lesiones, el curso pasado explotó sus cualidades bajo la aprobación de Messi y la connivencia de Suárez. Anotó el brasileo 39 goles (por los 58 del argentino y los 25 del uruguayo para un total de 122 entre los tres), cifra que, aunque no bastó para estar entre los tres mejores futbolistas del ao para la UEFA, ha ayudado a su padre a agitar el árbol de la renovación.

«Hacemos unas 600 piezas por temporada. Y al final quedan unas 150». En principio, sólo hacían 50 ejemplares de cada modelo; ahora esto se deja para las ediciones limitadas.. Sólo en Espaa, el negocio del running crece a ritmos de dos dígitos moviendo más de 300 millones de euros. Se celebran unas 3.000 carreras populares (una media de nueve al día, aunque concentradas en fines de semana) al ao. Lógicamente, las ventas de zapatillas de running se han duplicado desde 2009, superando los 2,5 millones con una oferta más amplia y sofisticada que disputa, si no adelanta, la del deporte rey, el fútbol..

Es una situación que no disfruto, y son contadas las ocasiones en las que por la diferencia de forma física nos hemos separado durante un tiempo. Pero tras tantos kilómetros, tanta documentación y preparación para ello, no concebía quedarme a solo kilómetro y medio de una de las joyas de este viaje. Por otra parte, las circunstancias me empujan a intentar hacer el recorrido del modo más rápido y eficiente posible, así que me pongo manos a la obra y empiezo a poner un pie frente al otro con todo el ímpetu que puedo.

Pero de todas las medidas que ha tomado Negarra, hay una que no ha costado nada y ha tenido un impacto inmediato. En marzo pasado, la empresa redujo la potencia contratada en un 40%. «Como esta representa el 30% del gasto fijo, si la bajamos a la mitad, esta parte de la factura se reduce en un 50% y el total, en un 15%», afirma Nores..