En hong kong no hay «mercados de lo falso» como en China, eso está bastante perseguido desde hace aos y no es fácil de ver. Lo que sí tienes en determinadas zonas son muchos hombres, normalmente indios o pakistaníes, que te ofrecen relojes y otros accesorios, pero no lo ves ahí, supongo que te llevan a donde los tengan y es probable que tengan cosas falsas. Por lo que no llegaban mucho más allá..

Se inicia en Vega de Espinareda considerada como la puerta de Los Ancares. Situada junto a río Cúa, su poblamiento es antiguo, como atestiguan las pinturas rupestres de Sésamo. Atesora algunos recursos patrimoniales, como el puente roamno sobre el Cúa y el monasterio de San Andrés de origen desconocido pero con documentación desde el siglo X, aunque el edificio actual es de los siglos XVII y XVIII..

En pocos días se inaugurará el más fantástico y revolucionario proyecto comercial del 2017, y, tal vez de la década, llamado Shopping París, el único en la región que cuenta con un parque de nieve y un museo 3D. La ambiciosa propuesta tiene, además, otro gigantesco centro comercial dentro, el Shopping China. FOCO encontró a uno de los propietarios e ideólogo de esta majestuosa concepción que a continuación revela la historia que comienza en Corea, hace casi 30 aos..

Designing and choosing a logo, however, is stressful for even the most seasoned business owners. With that in mind, I asked 11 members of Young Entrepreneur Council (YEC) what advice they would give to a new startup (or one undergoing a rebranding) before they begin the designing phase. Their best answers are below..

Claro está que si vas varios meses, quizás no te interese. Yo ya la tengo y viajo en septiembre. Nada más llegas a China, la pones en el móvil y listo. Pero si algo podemos estar muy seguros es que todos esos pagos van para perpetuarse y engordar sus cuentas. Las cuentas les salen redondas. Pagamos nosotros. Sí, la cultura influye, pero en un segundo plano. El «cuaoismo», los «favorcillos» y la avaricia son comportamientos humanos, todos podemos caer en la trampa ocasionalmente, usted y yo también. La cuestión es construir una sociedad basada en transparencia y respeto por las reglas de juego.

No hay suerte con los «mooses», claro que tampoco estábamos dispuestos a esperar más de 5 minutos parados en el arcén guardando silencio. Mantenemos la mirada fija en el bosque junto a nosotros, con la esperanza de ver algo que se mueva más allá de las hojas acompaando al viento. Pero nada, ni una mísera ardilla sale a saludarnos.