A ver lo que queria hacer era. Como yo empiezo en bkk mi «aventura» comprar las cosas de regalos para toda la familia y enviarla en un paquete ya que lei que podia tardar unos 3 meses en llegar. Y claro como yo no llego hasta dentro de 3 meses para luego repartirlos pues me daba igual q tardase tanto! jajajaja pero en el paquete iria ya todos los regalos! la ropa pirata, los objetos tipicos tailandeses y algunas estatuas! yo en mi moxila la verdad no tengo ganas de llevar peso, por no llevar no me llevare ni calzoncillos creo yo! jaajajaja q voy de mochilero!!!:P.

El plan para este primer día era ir al Green Mill, el bar de Al Capone, a escuchar jazz. Como todavía era un poco pronto para eso, nos bajamos en Jackson y dimos nuestro primer paseo por las calles de Chicago por la zona de Grant Park y el Art Institute. Había mucha gente, policía y vallas, ya que el festival se celebraba en el Grant Park.

En primer lugar nos desplazamos en S Bahn al lado este de la ciudad, donde tendrá lugar el recorrido a pie. Me toca como guía a una granadino muy simpático (Daniel), que para empezar con buen pie nos sube al S Bahn en dirección contraria. Yo le entiendo perfectamente, claro.

Muy a favor de lo que ha dicho Gigi Hadid refiriéndose al escrito en el que defendía su cuerpo pero al mismo tiempo tiene que haber igualdad. Porque si yo me presento con sus medidas a hacer Fashion Week, me mandan a mi casa; no como a ella. A la derecha, posando para Max Mara.

Es un santuario donde rescatan elefantes huerfanos, maltratados, invalidos, muchos de ellos provinentes de los viajes ofertados para turistas. Es más etico y saludable para el elefante esta opción, puedes darles de comer y baarlos, aprendes sobre ellos y del proyecto, ayudas a su mantenimiento y a la fundación. Puedes estar con los elefantes sin necesidad de montarlos que es un trauma para ellos (su entrenamiento es de lo peor)..

Nike no ha tardado en responder a las peticiones y ha solicitado a las jugadoras la devolución de los vestidos para poder retocarlos a través de un correo electrónico, según ha informado el diario Sportsmail. «Tenemos que hacer un pequeo cambio en los vestidos debido a las reglas de Wimbledon. Devuélvalos, por favor, a la casa central de Wimbledon».

Como nos gustaron los croissants, encargamos también dos bocadillos para pic nic, una botella de agua de litro y medio, y una coca cola. Todo no llegó a 18 euros. No estaba mal.. La futbolista de las Orlando Pride ha dejado claro también que en caso de hacerse con la Copa del Mundo no acudirá a la tradicional recepción en la Casa Blanca con el presidente Trump. Ha criticado públicamente la labor del actual gabinete, especialmente en lo respectivo a la política migratoria y la separación de familias en la frontera. Morgan está muy unida a la familia de su marido, el también futbolista Servando Carrasco, natural de México.