«Me parece una cosa tan pavota. Yo no veo ninguna contradicción entre (usar zapatillas de la marca estadounidense) yhacer una crítica a una multinacional por una situación de explotación y por un tema bastante grave, que es lo que yo considero una dádiva. Me refiero al premio que le dio Nike a la fiscal Celsa Ramírez y a un comisario de la Federal por su actitud absolutamente agresiva, discriminatoria y de persecución con vendedores ambulantes, a quienes esta multinacional que factura 50 mil millones de dólares anuales considera ‘competencia desleal'», dijo el dirigente de la Corriente Trabajadores de la Economía Popular..

Este verano estaban pintando las paredes de los pasillos, supongo que han hecho una pequea renovación del hotel en general. Lo. Eso sí, las vistas, muy chulas. Del parque Kadriog me he dirigido a otro más pequeito en la zona antigua, el llamado parque Hirve. Como podrás imaginar, precioso, acogedor, pequeito y solitario. Allí me he quedado una horita leyendo en un banco, eso sí, normal.

En categoría mixta, Carolina se llevó también el título (es la gran acaparadora de mixtos del Noroeste) junto al gran Nico Boquete (qué crack). Vencieon en la final (6 4 6 4) a una pareja tremenda, que demostró estar en gran forma, como Miguel «Speedy González» Jácome Marta «Martillo» Cea, que dejaron grandes parejas por el camino como Roque Paradela María Vazquez, dos grandes especialistas de mixtos, sin ir más lejos, o ya en las semifinales a los hermanos Souto (Oscar y Paula), una estupenda pareja y una gente espectacular. Gran nivel en el mixto, desde luego, como suele ser habitual..

Lo único que había que hacer era pulsar ese número en la máquina expendedora, meter el dinero y automáticamente salía una tarjeta. Las máquinas solo funcionaban con monedas, no aceptaban billetes. Pero incluso eso estaba previsto. «El rebufo supone mucho tiempo aquí, tres o cuatro décimas gratis. Era mi turno, pero no ha llegado. Necesitas tener algo de diferencia, no puedes empezar justo detrás del coche de delante.

«No debió haber ido a Shanghai, le importa más la plata que la gloria», dicen muchos con muy mala leche. Por favor, cómo no iba a estar en el Masters? Se clasificó entre los ocho mejores, no llegó ni por descarte ni por invitación. No tenía una lesión grave.

En cambio la Fifa, ante el olor de los d acepta libremente que las compa patrocinen las selecciones que ellas eligen. Marcas pagan por patrocinar a una selecci por el gran n de camisetas que vender Vestir la camiseta del equipo de tu pa la original, es s de estatus, de estar a tono con las tendencias. Tiene implicaciones semi y sociol que re el patriotismo, el orgullo, el sentido de pertenencia afirma Luna.