Así, consideremos un par de zapatillas Nike: el modelo Air Pegasus, que cuesta U$S 70 en los Estados Unidos. La estructura de costo que conduce a ese precio se presenta del siguiente modo. Ante todo, el salario del trabajador más probablemente de la trabajadora que la fabrica es de $2,75.

Después del encuentro afrontamos el reto de inmortalizar con nuestras cámaras el templo y nos dirigimos a cruzar el paso elevado de arenisca. Ste atravesaba el foso y era seguido por una avenida de casi 500 metros que nos llevó hasta el templo central. Otra vez nos encontrábamos allí, pero esta vez pudimos parar cuantas veces nos apeteció a fotografiar y grabar cada recoveco; sin prisas, nos deteníamos en cualquier rincón a cambiar el objetivo o a montar el trípode, y todo quedó guardado en nuestra retina y en nuestra cámara cómo tantos millones de personas han hecho desde que tales ruinas fueron redescubiertas por el explorador francés Henry Mouhot en 1868..

Entonces me tengo que levantar 5.15. Y sí o sí dormir una siesta. O estar durmiendo temprano. Las diez cuadras más afectadas contuvieron al 58,6% del total de puestos ubicados en calles, avenidas y peatonales. Asimismo, representaron el 14,9% del total de las cuadras afectadas, lo que sugiere que controlando una pequea porción de territorio se lograría una reducción significativa de esta actividad ilegal. La calle Perú concentró, en total, 78 stands, con una participación de 26% en el total detectado en avenidas y calles.

Los sapiosexuales, sin embargo, no solo admiran la inteligencia sino que está cualidad es la que más les excita sexualmente en un potencial compaero/a, por encima de las ya tradicionales y clásicas cuestiones estéticas, monetarias, de estatus social o poder. Algo que ha ocurrido siempre pero que nunca había sido bautizado con un nombre tan rimbombante. Como mucho, antes a uno le ponían la etiqueta de que era raro o le gustaban los friquis y en un segundo se zanjaba la cuestión.

Sin conocer el detalle de este caso ya que sólo conocemos su versión, parece que muchos deportistas juegan al límite con determinados «medicamentos», que suelen ayudar a mejorar el rendimiento físico además de paliar alguna enfermedad. Con la cantidad de dinero que hay en juego en concepto de torneos, patrocinadores, etc. Es difícil de entender semejante «despiste» aunque sólo fuera por 2 semanas (el open de Australia se juega a mitad de enero) ya que cualquier deportista debe saber que productos utiliza y controlar en todo momento si están prohibidos.