El hotel de la juventud de lejano este es un edificio dividido en dos partes, un hotel moderno a precios moderados y otra parte, más modesta, para mochileros y estudiantes. Alquilamos una habitación de corte europeo por 300 yuanes, y nos echamos a dormir un rato. Con el cambio horario de 5 horas entre Madrid y Pekín estamos un poco hechos polvo..

Posiblemente la Eurocopa fue el trofeo más importante de mi carrera. Fue el país donde crecí, es mi país. Son sensaciones distintas, porque en el Madrid o el Manchester United o el Sporting fue muy importante, pero la Eurocopa fue el más especial posiblemente», dijo..

En 15 minutos llegamos al aeropuerto y nos deja a la terminal 2 para coger el vuelo a Madrid que sale a las 7’50 h. Hacemos todos los trámites y nos vamos a facturar las maletas. Salimos puntualmente y llegamos a Madrid a las 9 h. El hallazgo de los cuerpos de Lucy Amparo Oviedo, Luz Mary Portela León y Cristina del Pilar Guarín hizo que el país volviera sus ojos sobre el olvidado holocausto del Palacio de Justicia. Muchos llegaron a pensar que los procesos judiciales que tienen tras las rejas a dos oficiales podrían tomar un nuevo rumbo. Al menos en el caso del coronel Luis Alfonso Plazas Vega, este importante descubrimiento no tendrá ningún efecto..

El meldonium es una molécula descubierta o procesada por el científico letón Ivars Kalvins a comienzo de los aos 70. Como tantas sustancias, nació, inocente, para potenciar la cría de animales, en este caso cerdos. Transformada e incorporada al consumo humano, y comercializada con el nombre de Mildronate, entre otros «milagros» incrementa la resistencia, favorece la recuperación, protege contra el estrés y reactiva el sistema nervioso central.

En medio de un mar de brechas, el trabajo apareció como el tema unificador para Marlise Ilhesca Jozami, directora de Fundación Foro del Sur y creadora de Las Argentinas Trabajamos, un portal que busca visibilizar y conectar mujeres de distintas áreas para generar redes. «Somos todas trabajadoras. No hay trabajadoras por un lado y profesionales por el otro», remarca..

Esta opción consiste en vender fotografías realizadas por nosotros a los bancos de imágenes, que luego compran las empresas para poder utilizarlas en sus webs o profesionalmente. Una de las más conocidas que nos paga por ello es Shutterstock. Podemos subir cualquier foto y ponerla a la venta (siempre que sean nuestras), hechas también desde el móvil, aunque lo difícil es que nos acepten, así que es recomendable que nos curremos bien las primeras fotos que queramos poner a la venta y luego subir todo tipo de imágenes.